Virabhadrasana 2

Virabhadrasana 2

Virabhadrasana 2 contraindicaciones

El Guerrero II – Virabhadrasana II (veer-uh-buh-DRAHS-uh-nuh) – es una postura de yoga de pie que mejora la fuerza, la estabilidad y la concentración. Recibe su nombre del guerrero mitológico hindú Virabhadra, una encarnación del dios Shiva. Virabhadra era una deidad alta, oscura y feroz, representada con mil brazos, pelo y ojos en llamas y con una guirnalda de calaveras.
Se trata de una postura de apertura profunda de las caderas que fortalece los músculos de los muslos y las nalgas. Tonifica el abdomen, los tobillos y los arcos de los pies. Esta postura también abre el pecho y los hombros, mejorando la capacidad respiratoria y aumentando la circulación en todo el cuerpo. También se sabe que es terapéutica para los pies planos, la ciática, la infertilidad y la osteoporosis.
Más que una postura física, el Guerrero II aumenta la capacidad de concentración. Al afinar la mirada, diriges tu mente con claridad e intención. Las distracciones desaparecen y tu energía se vuelve poderosa y enfocada.
No practiques el Guerrero II si tienes una lesión reciente de cadera, rodilla u hombro, o si tienes diarrea o presión arterial alta. Las personas con lesiones en el cuello no deben girar la cabeza para mirar la mano delantera (en el paso 10). Trabaje siempre dentro de sus propios límites y capacidades. Si tienes alguna duda médica, habla con tu médico antes de practicar yoga.

Virabhadrasana 1

Virabhadrasana II es una postura fundamental en muchos estilos de yoga, desde Hatha hasta Ashranga y Restauración. Cuando se enseña correctamente el Guerrero 2 o Virabhadrasana II construye la determinación, el enfoque y la fortaleza, mientras que la apertura de las caderas y la construcción de la fuerza en toda la parte inferior del cuerpo, los brazos y los hombros. En esta entrada del blog aprenderás a enseñar el Guerrero 2 utilizando una alineación adecuada y una señalización efectiva.
Como hacemos con todas nuestras posturas, construiremos la postura desde la base. Comenzamos con la base de la postura (los pies) y subimos desde ahí. Te animo a que no abrumes a tus alumnos con indicaciones de alineación. Si eres consciente de cómo los llevas a la postura, no necesitarás tantas indicaciones de alineación para mantener a tus alumnos seguros.

Guerrero 2

Según la mitología hindú, Virabhadra era el nombre de un guerrero creado por el Señor Shiva. Por lo tanto, esta postura proviene de la creación del guerrero más feroz por el Señor Shiva y por eso el nombre va como Virabhadrasana o Postura del Guerrero. Esta postura es considerada como una postura difícil ya que la alineación del cuerpo debe ser precisa, pero generalmente se clasifica como una postura de nivel intermedio o de nivel principiante. Se dice que el poder de esta postura se puede sentir sólo si uno es extremadamente flexible y estable con su equilibrio corporal. Virabhadrasana II es una de las muchas variaciones de la postura Virabhadrasana.
La Postura del Guerrero Ii se considera una postura base, ya que las variaciones de la Postura del Guerrero II pueden derivarse de esta postura. La Postura del Guerrero Ii ayuda a aumentar la energía en el cuerpo y, por lo tanto, puede incluirse en las secuencias de yoga de flujo.

Virabhadrasana 3

El Guerrero II, o virabhadrasana, es una postura de fortalecimiento que mejora la resistencia física y mental. Su capacidad para estirar la parte superior de las piernas y los tobillos, a la vez que expande el pecho y los hombros, la convierte en una postura fundamental para la mayoría de las prácticas de yoga basadas en asanas (posturas).
Aunque el Guerrero II es una postura fuerte, también requiere equilibrio y estabilidad. Aunque muchas historias sobre el origen de virabhadrasana II describen la forma de la postura como la posición que adoptó Virabhadra cuando sacó su espada para cortar la cabeza de su enemigo, cualquier estudiante que haya practicado la postura aprenderá que, aunque es feroz, también hay una suavidad dentro de las líneas físicas. La filosofía yóguica del sthira sukha, o el equilibrio entre el esfuerzo y la facilidad, puede aplicarse al practicar el Guerrero II. ¿Cómo puedes aprovechar tu espíritu guerrero sin perder de vista tu espíritu gentil y tu compromiso con la ahimsa, la no violencia?
Una postura desafiante con beneficios ocultos, la utkatasana (OOT-kah-TAHS-anna) trabaja tu cuerpo por dentro y por fuera. Además de fortalecer las piernas, esta poderosa postura también mejora la salud del diafragma y estimula el corazón. Practicarla con regularidad no sólo aumentará tu resistencia física, sino que también animará a tu pecho y brazos a abrirse, creando más espacio en tu cuerpo energéticamente.