Significado del karma

Significado del karma

Significado del karma 2022

Nudo sin finNudo sin fin en la rueda de oración de un templo nepalíSímbolos del karma como el nudo sin fin (arriba) son motivos culturales comunes en Asia. Los nudos interminables simbolizan el encadenamiento de causas y efectos, un ciclo kármico que continúa eternamente. El nudo sin fin es visible en el centro de la rueda de oración.Parte de una serie sobreEspiritualidad
Karma (/ˈkɑːrmə/; sánscrito: कर्म, IPA:  [ˈkɐɽmɐ] (escuchar); Pali: kamma) significa acción, obra o hecho. [1] El término también se refiere al principio espiritual de causa y efecto, a menudo llamado descriptivamente el principio del karma, en el que la intención y las acciones de un individuo (causa) influyen en el futuro de ese individuo (efecto):[2] la buena intención y las buenas acciones contribuyen a un buen karma y a renacimientos más felices, mientras que la mala intención y las malas acciones contribuyen a un mal karma y a renacimientos malos.[3][4]
Wilhelm Halbfass (2000) explica el karma (karman) contrastándolo con la palabra sánscrita kriya:[3] mientras que kriya es la actividad junto con los pasos y el esfuerzo en la acción, el karma es (1) la acción ejecutada como consecuencia de esa actividad, así como (2) la intención del actor detrás de una acción ejecutada o una acción planificada (descrita por algunos estudiosos[9] como residuo metafísico que queda en el actor). Una buena acción crea un buen karma, al igual que la buena intención. Una mala acción crea un mal karma, al igual que la mala intención[3].

Significado del mal karma

Nudo sin finNudo sin fin en la rueda de oración de un templo nepalíSímbolos del karma como el nudo sin fin (arriba) son motivos culturales comunes en Asia. Los nudos interminables simbolizan el encadenamiento de causas y efectos, un ciclo kármico que continúa eternamente. El nudo sin fin es visible en el centro de la rueda de oración.Parte de una serie sobreEspiritualidad
Karma (/ˈkɑːrmə/; sánscrito: कर्म, IPA:  [ˈkɐɽmɐ] (escuchar); Pali: kamma) significa acción, obra o hecho. [1] El término también se refiere al principio espiritual de causa y efecto, a menudo llamado descriptivamente el principio del karma, en el que la intención y las acciones de un individuo (causa) influyen en el futuro de ese individuo (efecto):[2] la buena intención y las buenas acciones contribuyen a un buen karma y a renacimientos más felices, mientras que la mala intención y las malas acciones contribuyen a un mal karma y a renacimientos malos.[3][4]
Wilhelm Halbfass (2000) explica el karma (karman) contrastándolo con la palabra sánscrita kriya:[3] mientras que kriya es la actividad junto con los pasos y el esfuerzo en la acción, el karma es (1) la acción ejecutada como consecuencia de esa actividad, así como (2) la intención del actor detrás de una acción ejecutada o una acción planificada (descrita por algunos estudiosos[9] como residuo metafísico que queda en el actor). Una buena acción crea un buen karma, al igual que la buena intención. Una mala acción crea un mal karma, al igual que la mala intención[3].

Comentarios

Nudo sin finNudo sin fin en la rueda de oración de un templo nepalíSímbolos del karma como el nudo sin fin (arriba) son motivos culturales comunes en Asia. Los nudos interminables simbolizan el encadenamiento de causas y efectos, un ciclo kármico que continúa eternamente. El nudo sin fin es visible en el centro de la rueda de oración.Parte de una serie sobreEspiritualidad
Karma (/ˈkɑːrmə/; sánscrito: कर्म, IPA:  [ˈkɐɽmɐ] (escuchar); Pali: kamma) significa acción, obra o hecho. [1] El término también se refiere al principio espiritual de causa y efecto, a menudo llamado descriptivamente el principio del karma, en el que la intención y las acciones de un individuo (causa) influyen en el futuro de ese individuo (efecto):[2] la buena intención y las buenas acciones contribuyen a un buen karma y a renacimientos más felices, mientras que la mala intención y las malas acciones contribuyen a un mal karma y a renacimientos malos.[3][4]
Wilhelm Halbfass (2000) explica el karma (karman) contrastándolo con la palabra sánscrita kriya:[3] mientras que kriya es la actividad junto con los pasos y el esfuerzo en la acción, el karma es (1) la acción ejecutada como consecuencia de esa actividad, así como (2) la intención del actor detrás de una acción ejecutada o una acción planificada (descrita por algunos estudiosos[9] como residuo metafísico que queda en el actor). Una buena acción crea un buen karma, al igual que la buena intención. Una mala acción crea un mal karma, al igual que la mala intención[3].

Ver más

Ejemplos de karma en la vida y en la ficción El karma es la creencia de que todo lo que haces se te devolverá, ya sea en esta vida o en la siguiente. Los seguidores del budismo, el hinduismo y otros grupos de todo el mundo la adoptan. Para algunos, no se trata sólo de hechos, sino también de pensamientos y palabras. En la vida cotidiana se pueden ver muchos ejemplos de karma, tanto buenos como malos.
La frase “lo que va, vuelve” ilustra lo que es el karma. A veces las consecuencias atribuidas al karma se producen de forma instantánea, pero otras veces los resultados de las acciones de uno pueden tardar bastante en producirse.
Hay numerosas citas sobre el karma y se pueden encontrar ejemplos de karma en muchas obras de ficción. Teniendo en cuenta la frecuencia con la que el karma parece estar en juego en la vida cotidiana, no debería sorprender que el karma sea un tema común en la literatura, las películas y los programas de televisión.