Konasana

Konasana

Konasana online

upavistha konasana wirkung

En el libro 2 de Yoga Mat Companion: Anatomía para abrir la cadera y flexiones hacia delante, menciono un viejo proverbio chino que dice: “Si no puedes alcanzar una meta, no abandones la meta. Más bien, cambia tu estrategia para alcanzarlo”. Un ejemplo concreto de esto sería trabajar para acercar las rodillas al suelo en Baddha Konasana (Postura del ángulo atado). Digamos que has probado a presionar las rodillas, ponerles pesas, etc., y no consigues los resultados que deseas. Quizás sea el momento de cambiar de estrategia.
Utilizaremos el Códice de Bandha Yoga para analizar la asana. Este es un proceso sencillo que puedes aplicar a cualquier postura para mejorar la flexibilidad, la fuerza y la precisión, sin importar el estilo de yoga que practiques.
Centrémonos en las extremidades inferiores en la Postura del Ángulo Atado. Comience por observar la forma general de la postura. Las caderas se flexionan, se abducen y rotan externamente, y las rodillas se flexionan. A continuación, observe los músculos que participan en la producción de esta posición. Los abductores de la cadera (y su sinergista, el sartorio) separan las rodillas y las acercan al suelo. Los rotadores externos giran los muslos hacia fuera y los isquiotibiales flexionan las rodillas.

konasana isha

Cuando empiezas a llegar a tus límites en una postura, sintiendo un estiramiento demasiado intenso o un músculo temblando de fatiga, tu primer instinto puede ser escapar de la incomodidad. Pero el yoga es un proceso de autoindagación, y te ofrece la oportunidad de aprender de las sensaciones intensas mientras exploras cuidadosamente tus límites. Esto es lo que algunos profesores llaman “jugar al límite”, es decir, permanecer atento a las limitaciones físicas.
Baddha Konasana, o Postura del Ángulo Atado, es una postura que lleva rápidamente a algunas personas al límite. Como todas las posturas, la Baddha Konasana requiere una combinación de estabilidad, flexibilidad y esfuerzo, y cualquiera de estos aspectos de la postura puede hacer que te enfrentes a tus limitaciones. La postura es un gran estiramiento para la parte interna de los muslos y las ingles. Debido a la posición abierta de las piernas, requiere fuerza en el núcleo, los músculos de la espalda y la parte exterior de los muslos. Cuando te sientas en el suelo en Baddha Konasana, tu núcleo trabaja para evitar que redondees la espalda y dejes caer el pecho. La espalda trabaja al levantar activamente la columna vertebral y alejarla del suelo de los muslos. Los músculos de la parte exterior de los muslos deben ser lo suficientemente fuertes como para rotarlos hacia fuera, ayudando a que la parte interior de los muslos se estire. Si parece que hay mucho que pensar, ¡lo es! Las acciones de Baddha Konasana son similares a las que se utilizan en las posturas de pie que requieren la apertura de las caderas, como Virabhadrasana II (postura del Guerrero II) y Utthita Trikonasana (postura del triángulo extendido). Aunque no es una postura clásica de meditación, la práctica de Baddha Konasana puede facilitar la postura de sentado.

postura upavistha konasanayoga

Siéntese en Dandasana (Postura del Bastón), luego incline el torso ligeramente hacia atrás sobre las manos y levante y abra las piernas hasta un ángulo de unos 90 grados (las piernas deben formar un ángulo recto aproximado, con el pubis en el vértice). Presione las manos contra el suelo y deslice los glúteos hacia delante, ensanchando las piernas otros 10 o 20 grados. Al igual que en la Dandasana, si no puede sentarse cómodamente en el suelo, eleve las nalgas sobre una manta doblada.
Gire los muslos hacia fuera, clavando la parte exterior de los mismos en el suelo, de modo que las rodillas apunten directamente hacia el techo. Extienda los talones y estire las plantas de los pies, presionando con las puntas de los pies.
Con los huesos de los muslos fuertemente presionados contra el suelo y las rótulas apuntando hacia el techo, pase las manos hacia delante entre las piernas. Mantenga los brazos largos. Como en todas las flexiones hacia delante, el énfasis está en moverse desde las articulaciones de la cadera y mantener la longitud del torso delantero. En cuanto se encuentre doblando desde la cintura, deténgase, restablezca la longitud desde el pubis hasta el ombligo, y continúe hacia adelante si es posible.