Estiramientos para ganar flexibilidad

Estiramientos para ganar flexibilidad

Ejercicios de estiramiento para las piernas

Cuando pensamos en fitness, lo primero que nos viene a la mente es la fuerza y el cardio, pero ¿te has dado cuenta de la importancia de la flexibilidad? Pues bien, si quieres que tus entrenamientos sean más seguros y eficaces, es imprescindible que mejores tu flexibilidad y reduzcas la rigidez de tu cuerpo. Debes incorporar algunos ejercicios de estiramiento a tus entrenamientos diarios. Si eres principiante o si quieres conseguir un estiramiento más profundo, también puedes probar varios accesorios como bloques de yoga, correas o el viejo “muro”.
Este estiramiento es bueno si buscas aumentar la flexibilidad y mejorar el movimiento de la cadera.  Empieza por tumbarte de espaldas con los glúteos cerca de una puerta o una pared divisoria. Ahora levante una pierna contra la pared junto al marco de la puerta o el tabique. La otra pierna debe estar recta en el suelo. Debe sentir un estiramiento en la parte posterior del muslo. Mantenga esta posición de 15 a 30 segundos y luego cambie de pierna. Repítelo 3 veces.
Este estiramiento ayuda a prevenir lesiones en el tobillo y en los muchos pequeños músculos que ayudan a estabilizarlo. Ponte de pie frente a la pared a un brazo de distancia. Ahora dobla una rodilla y pon el pie hacia delante, asegúrate de que el otro pie está atrás y las rodillas están estiradas. Utiliza los brazos para sostenerte contra la pared y el vientre firme e inclínate hasta que sientas un estiramiento en el músculo de la pantorrilla de la pierna de atrás. Mantenlo durante 20 o 30 segundos y cambia de lado.

Rutina de estiramiento para hombres

Si considera que tocarse los dedos de los pies es una fantasía descabellada que nunca se hará realidad, sepa esto: Los ejercicios de tu entrenamiento combinados con la nutrición, la hidratación y las elecciones de estilo de vida pueden tener un gran impacto en tu flexibilidad. Así es. No hace falta que pongas tu cuerpo en forma de pretzels o que te inclines sobre los dedos de los pies durante horas al día para conseguir algo de flexibilidad en tus extremidades.
Mejorar tu capacidad de flexión es crucial para algo más que para prevenir lesiones. De hecho, el entrenamiento de la flexibilidad es un aspecto importante para ganar fuerza y tamaño. El levantador típico pasa la mayor parte de su día fuera del gimnasio encorvado hacia delante sobre un ordenador, lo que deteriora aún más cualquier posibilidad de adoptar una postura adecuada. Aparte de prevenir las lesiones, tener una mejor postura ayuda a mostrar el físico musculoso que tanto has trabajado para construir. La flexibilidad adecuada también va de la mano con los ejercicios de rango completo de movimiento, como las sentadillas y los levantamientos de peso muerto, que son importantes constructores de músculo. Tener las caderas y los hombros tensos puede inhibir la forma correcta y limitar tu forma física, así que ponte a trabajar en la flexibilidad.

Rutina diaria de estiramientos

¿No puedes agacharte y tocarte los dedos de los pies? Puede que pienses que la flexibilidad es algo con lo que se nace: o la tienes o no la tienes. Aunque tu nivel de flexibilidad está relacionado con la genética (no todos podemos ser contorsionistas), te sorprenderá saber que puedes desarrollar la flexibilidad del mismo modo que puedes desarrollar la fuerza, la resistencia o la velocidad.    Al igual que cualquier otra cosa, el desarrollo de la flexibilidad requiere práctica. Requiere tanta constancia como desarrollar los músculos o ponerse en forma para una maratón. Puede que no sea fácil, pero es definitivamente factible, y puedes empezar con estas sencillas maneras de ser más flexible.    Más información: Los mejores ejercicios abdominales para fortalecer el tronco
Realizar estiramientos estáticos puede ser el método más sencillo para mejorar la flexibilidad. Los estiramientos estáticos incluyen todos los ejercicios de flexibilidad que implican mantener un músculo en una posición estirada durante un tiempo considerable, normalmente unos 30 segundos. Esto le permite aislar y estirar profundamente un músculo. Empezar y terminar el día con estiramientos estáticos -sólo de 5 a 10 minutos- puede suponer una gran diferencia en la flexibilidad de los músculos en el día a día.    Algunos de los estiramientos estáticos con los que quizá ya esté familiarizado son:    Algunos estiramientos estáticos avanzados son:

Cómo mejorar la flexibilidad

Mantenerse libre de lesiones durante toda la temporada deportiva requiere un programa de estiramientos adecuado.  La flexibilidad es un componente clave para prevenir las lesiones. Estirar antes de la actividad deportiva ayuda a preparar los músculos para el ejercicio. Se ha demostrado que estirar después del ejercicio es aún más importante para prevenir las lesiones.
Para obtener el máximo beneficio, los jóvenes atletas deben estirar cada uno de los principales grupos musculares de la parte inferior del cuerpo antes y después de la actividad deportiva. Los ejercicios que se indican a continuación ofrecen opciones para estirar esos grandes grupos musculares.