Estiramientos del psoas

Estiramientos del psoas

músculo psoas

A continuación te presentamos algunas técnicas de estiramiento para mejorar la longitud de tu músculo iliopsoas.  Estiramiento de la zancada del músculo psoasEstiramiento de la zancada:  Comienza en posición de embestida, con la cadera que estás estirando como pierna trasera. Mueve las caderas y el torso hacia delante todo lo que puedas y asegúrate de que la rodilla trasera no se desliza hacia delante. Mantén el torso erguido y el pecho hacia delante. Puedes añadir un mayor estiramiento incorporando una inclinación pélvica anterior, metiendo los glúteos por debajo de ti y moviendo el hueso pélvico hacia ti.
Estiramiento Thomas del músculo psoasEstiramiento Thomas:  Túmbate en el borde de una cama/mesa y tira de la rodilla hacia ti. Deje que la otra pierna cuelgue del borde de la cama y manténgala relajada. Debe sentir un tirón en la parte delantera de la cadera o del muslo. Este estiramiento es para la pierna que cuelga.
Estas son las dos posiciones principales que utilizo para estirar los flexores de la cadera, y las que recomiendo a mis pacientes. Sin embargo, hay muchas progresiones que incorporan diferentes músculos y diferentes partes del cuerpo en un solo estiramiento que puedes probar si encuentras que estos dos no te dan mucho estiramiento.  Estiramientos alternativos Músculo psoas

liberación del psoas

Como instructor certificado de Pilates, la queja número 1 que escucho de mis clientes en estos días es que sus caderas los están matando por todo el tiempo que han estado sentados y frente a la pantalla. Tú mismo puedes estar pensando: “¡Estoy estirando mis caderas todo el tiempo y todavía están tensas!”. El instinto de estirar cuando se experimentan síntomas de dolor es bueno, pero sólo funciona temporalmente. Ahora, permíteme presentarte una parte importante de tus caderas que probablemente necesite algo de atención: el psoas.
El psoas es el principal flexor de la cadera y conecta las vértebras lumbares con el fémur, o hueso del muslo. Comienza en la parte inferior de la espalda media (la vértebra T12, para ser exactos), envuelve la pelvis sobre los puntos de la cadera y se conecta con la parte interna de los muslos. Además de flexionar la cadera, o acercar la pierna y el torso, también funciona como uno de los músculos centrales más profundos.Probablemente estés más acostumbrado a notar el psoas después de estar sentado durante un largo periodo de tiempo (cuando se tensa), o al hacer un trabajo de abdominales en la espalda que implique mucho movimiento de piernas (cuando se dispara).

estiramiento del psoas en silla

Comienza arrodillado con ambas rodillas en el suelo, luego lleva tu pie derecho hacia adelante de manera que tu rodilla derecha esté directamente sobre tu tobillo derecho. Al mismo tiempo, extienda la pierna izquierda por detrás de usted, de modo que la rodilla izquierda esté detrás de la cadera izquierda y la parte superior del pie esté en el suelo. Apoye las manos en el muslo derecho. Para conseguir un estiramiento más profundo, clave la parte superior de su pie trasero en el suelo. Mantenga la posición durante uno o dos minutos y repita el movimiento en el lado opuesto. Eso es una repetición.2. Estiramiento de rodillas
Comience a arrodillarse con ambas rodillas en el suelo, luego lleve su pie derecho hacia adelante de manera que su rodilla derecha esté directamente sobre su tobillo derecho. Manteniendo los hombros alineados con las caderas, presiona el talón derecho y la parte superior del pie izquierdo contra el suelo. Mantenga la posición durante uno o dos minutos, contrayendo y relajando los flexores de la cadera para conseguir un estiramiento más profundo. Luego, repite en el lado opuesto. Esto es una repetición.
Túmbate boca arriba con las piernas estiradas hacia delante y los brazos a los lados. Dobla las rodillas para apoyar las plantas de los pies en el suelo. Las rodillas deben estar directamente por encima de los tobillos. Levanta las caderas hacia el techo mientras mantienes el centro de tu cuerpo. El cuerpo debe formar una línea recta desde las rodillas hasta los hombros. Aprieta los glúteos y mantenlos durante uno o dos minutos. Eso es una repetición. 4. Caderas elevadas

estiramiento del psoas yoga

El psoas, situado a cada lado de la columna vertebral, es un tejido inteligente que comunica las relaciones entre la derecha y la izquierda, la espalda y el frente, la parte superior y la inferior, y las capas profundas y superficiales de tu ser. Situado detrás de los grandes músculos abdominales, los órganos digestivos y reproductores, las arterias y las venas en nuestro centro esquelético y gravitacional, el psoas crea un péndulo muscular sobre el que los riñones y las glándulas suprarrenales flotan literalmente. Cuando está en armonía con la respiración diafragmática, el psoas masajea suavemente todos los órganos abdominales, estimula la circulación sanguínea y mejora el flujo rítmico del líquido sinovial.
Dada la dinámica del psoas, puede parecer contradictorio no estirarlo para mejorar su flujo, alcance y movimiento. Quizá se pregunte por qué es problemático estirarlo. Pues bien, la respuesta es tan compleja y misteriosa como el psoas.
Aunque se define como un músculo, el psoas es en realidad un tejido muy sensible y receptivo. Sue Hitzmann, la creadora del Método MELT®, un sistema de apoyo al tejido conectivo funcional sano, se refiere al psoas como parte del NeuroCore™. El sistema nervioso central, el psoas, los riñones y las glándulas suprarrenales están integrados en este NeuroCore. El psoas, que desempeña un papel esencial en la prosperidad, también forma parte de tus respuestas primarias de supervivencia: te impulsa a correr a toda velocidad, patea la pierna para defenderse y se enrosca en una bola protectora.